miércoles, 30 de enero de 2008

La Bici y la Flor

martes, 29 de enero de 2008

Apariciones del poeta César Calvo...


Hablar de César Calvo es encontrarse con los Brujos de aquel Ayahuasca.
De los que viajan en el tiempo. Quienes lo conocían, saben..

De pronto en mi casa sonidos raros, de pronto... bien raros. Nada Lógicos.
Hasta que .... decidí enviarles (señales son señales) este texto mágico/sagrado.

Me lo dijo él/su/ corazón.
No he tomado Ayahuasca... pero muy pronto lo haré.
Ya les cuento.



... del “espíritu” de los indios Navahos (1)

Inclinad vuestros pies con polen
Inclinad vuestras manos con polen
Inclinad vuestra cabeza con polen
Entonces,
vuestros pies son polen
vuestras manos son polen
vuestro cuerpo es polen
vuestra mente es polen
vuestra voz es polen.
Toda huella es hermosa.
Quedaos quietos

.
.

(1) NOTA: Texto recojido del libro "El héroe de las mil caras"
del Mitólogo Americano Joseph Campbell





César Calvo.. se escribe un poema para...





Se escribe un poema para sentirse el centro del mundo.
Se escribe un poema para hacer más fraternos a los hombres,
o sea para intentarlo,
o sea para que la poesía sirva para alguna cosa.
Se escribe un poema para no sentirnos el centro del mundo.
Se escribe un poema para ahuyentar a una muchacha.
Se escribe un poema para sacarle un par de libras a un amigo.
Se escribe un poema para ayudar a la Revolución.
Se escribe un poema para que los maridos nos odien mucho más.
Se escribe un poema para que el poema nos acompañe,
para no estar tan inexplicablemente solos.
Se escribe un poema para duplicar el orgasmo
o al menos para ponerle un espejo delante.
Se escribe un poema para no tener tiempo de hacer otras cosas,
como por ejemplo para no tener tiempo de sufrir.
Se escribe un poema para que nuestra tía más querida
pueda decir a todos que tiene un sobrino que escribe un poema.
Se escribe un poema para rascarse la barriga en la playa,
para emborracharse en Surquillo sin que a uno lo asalten los señores chaveteros,
para darse un descanso entre polvo y polvo,
para hablar de ello en el Instituto Italiano de Cultura, para que a uno le consientan todo
para que a uno no le consientan ni un comino.
Se escribe un poema para que los psiquiatras no nos cobren,
y para que aquella rubia se sienta inmortalmente poseída
y para que los hermanos como Ángel Avendaño no sientan tanto frío en las prisiones,
y para que el general Velasco lea estas líneas
y sepa que Avendaño sigue preso
por orden de una culebra disfrazada.
Y se escribe un poema para viajar a los congresos de escritores
con todos los gastos pagados,
y para ponerle el cascabel al gato,
y para poder comer con la mano en los salones si nos viene en gana,
y para morirse de hambre
y también para no morirse de hambre,
y para quedar como un perfecto cojudo en todas partes,
y para usar calzoncillos de colores sin que se nos acuse de maricas,
y para que ciertos cadetes nos dejen a solas con sus novias
creyendo que lo somos.
También se escribe un poema para no afeitarse nunca,
para ir al baño sin remordimientos,
para ir al comedor sin remordimientos
para ir al dormitorio sin remordimientos,
y se escribe un poema para sentirse culpable de todo
y con esos materiales llegar a escribir algún poema.
Y también se escribe un poema para reírse a gritos.
Y para vivir también se escribe un poema.
Y para tener un pretexto para no vivir,
etcétera.
Y a propósito de etcétera:
Se escribe un poema para no escribir cosas peores, como cartas de amor,
cartas financieras, facturas por pagar, tratados de filosofía miraflorina.
Y se escribe un poema por incapacidad,
cuando se ha fracasado como wing derecho en la selección del colegio,
cual es mi triste caso.
Y se escribe un poema para intensificar la vida,
como dice Stefano Varese.
Y se escribe un poema finalmente, se escribe un poema
para que en algún lugar del mundo, mañana
para que en algún lugar del mundo, mañana o
dentro de veinte años,
la pareja que está por suicidarse alcance a leerlo, y desista, desista por
lo menos unos días, y comprenda que la vida es siempre hermosa
a pesar de la vida… y a pesar del poema.



Fuente: De la versión grabada de la conferencia ofrecida por César Calvo el 9 de julio de 1974, en el ciclo El escritor ante el público, que tuvo lugar en el Instituto Italiano de Cultura de Lima.


NOTA: Poemas del poeta César Calvo, generacion 60´, en: http://www.perucultural.org.pe/

viernes, 25 de enero de 2008

Adonis en la cantina

"...amo cierta luz y cierta sombra..." Fotografía de Luz María Sarria




Con tu olor a mar bañado y
una arena terca, soleada en la oreja,
vienes Mercader a que te miren las sombras.
Las sombras te han mirado, te huelen, te desearán,
y se baja así la luz de algunos ojos
de libro viejo entre las manos.

Tu belleza entristece, espanta,
somete, indigna.
No es la hora de la luz esta hora,
no es la sabiduría de la luz esta sabiduría,
¿qué haces metido en esta cantina, si la poesía no es carne
tostada, colonia en la superficie de tu corazón?
¿qué haces en lo que llamas infierno buscándome?

El ebrio es un fantasma cansado,
con un horario medido de alegría,
se embarca como una ballena -blanca en su frontera-
y respira con un solo chorro de agua,
no juzga, y no le pide libertad a la piedra.

No te conviene Apolodonis ser el héroe de dos caras,
y no es lo blanco frente a lo negro
y no es la sombra frente a la luz,
no es la ironía frente a tu metro desesperado de ternura...

La soledad no tiene cuerpo,
la soledad no alquila su presencia,
llévate otra, intenta el beso de Rodin
con una esclava en tu mano,
porque este mar es mi agua
y el allegro
es mi conciencia.

.
.
Del libro "Viaje a Parca"
Propiedad intelectual de Luz María Sarria
.

sábado, 12 de enero de 2008

¿Platónica yo?¿será?



"Cada lágrima enseña a los mortales una verdad"
Platón


YO SOY AIÁ



Debemos haber estado alguna vez sin ser vistos
ni llamados al orden más allá del acéano.
Mi eterno amor
volteé la cara y no supe si eras tú
deslumbre.
Yo soy Aiá
la eterna botella abierta en la playa
en arenas malditas otra vez los dibujos del ave.
Aió
no es justo que el Olimpo se haya quedado allá
no es justo que nos embarquen a seguir deshaciéndonos
puse agua en mis manos horas y horas.
¿Cómo te llamaré ahora? ¿Ilio, Ameo, Toé?
Yo soy Aiá la misma desnombrada
...................te desoigo te difumas mi eterno amor
...................para siempre para siempre
Debo recordar cómo encontrarte
...................entre siglos sobre puentes
...................en alguna parte, Aió.
Te esperaré cinco meses sorda a las pléyades
porque ha sido cierto que nos cortaron por mitad.
Yo soy Aiá
aunque aparezcan caballos azules y me troten naranjas
Yo soy Aiá y naceré porfiadamente por tí, Rey de Sol.





Dibujo de Salvador Velarde. Pintor Peruano


EVOHÉ

Evohé, por ti me declaro inocente

ante un grillo verde

que ha vuelto tres veces y salta como un globo
Por ti mato a las arañas
con un papel
a las grises, a las negras
Por ti sólo me calmo cuando escucho el río
pero el río es caprichoso
Por ti acaricié las paltas
que son tan tontas
Por ti susurro hacia el animal que dormirá
cerca de mi cama
(que cuidará la entrada y le hago gestos con la boca)
por ti me digo coraje, repito dignidad,
y admiro a las mujeres que se entregan,
es que a veces las mariposas reposando sienten ganas de morir.
Sin ti, Evohé, ya no es lo mismo el canto
de la gorda cuculí ¿sabes? no duermo bien,
le escupo al alfarero,
son las seis de la tarde, riego, siembro,
repleta de mosquitos.
Es una golondrina este puñado de hojas:
dos flores amarillas
una roja
dos azules
anaranjada el ave.
Pensaba en ti, Evohé,
mis alas rotas, los pies...
el barro.


NO HAS SABIDO

No has sabido nunca sostenerte en el placer
¿En qué manos irías a caer?
Las diosas tienen equilibrio, pero tú...
¿qué es una huerta? ¿qué un amor? ¿qué una familia?
Pensabas ser feliz y tambaleas.

De pronto una cucaracha con medias nylon.
De pronto tú en el parque: “bienvenidos a este mundo”.

¡Mírate, gallina ciega!
En medio de la panza de la ballena.
Con una tela roja en los ojos
que tú dices que es la luna.
.
.

Del libro Inédito "El Agua o el camino"
Propiedad intelectual de Luz María Sarria

.
.